Copa Sudamericana: Crónica de una eliminación anunciada

Posted on


Festejo de Emelec tras anotar en valla de Sport Huancayo. Los encuentros de vuelta se tornaron casi un imposible para remontar. (Foto: Diario El Bocón)
Festejo de Emelec tras anotar en valla de Sport Huancayo. Los encuentros de vuelta se tornaron casi un imposible para remontar. (Foto: Diario El Bocón)

Es muy fácil hacer hígado y despotricar contra todo el sistema que encierra al fútbol peruano cuando los resultados no acompañan. Y como varios dirían por ahí, esta es la ocasión perfecta para echar más leña al árbol caído pero nosotros no pretendemos eso, sino aportar con una reflexión sobre la pobrísima presentación de los elencos peruanos en la Copa Sudamericana.

Hace ya varias temporadas, y los que entendemos de fútbol y lo seguimos todos los días no nos dejarán mentir, los clubes peruanos a nivel internacional son una especie de relleno cuando se arma la competencia desde el sorteo, porque son los equipos llamados a vencer casi en forma obligatoria por nuestros rivales del continente.

Las lecciones las tenemos en forma gratuita, mientras nuestros antagonistas practican un fútbol simple, con mayor dinámica, con un poco más de actitud, con esa sed de gloria que se debe tener, las escuadras nacionales se pierden en la intrascendencia del pase lateralizado, la falta de velocidad para ganar un mano a mano y de esperar el pitazo final cuando se pierde en forma contundente.

Lo de Real Garcilaso este año, lo de Cienciano en 2003 y lo de Sporting Cristal en 1997 fueron gratas muestras pero llegan a perderse en campañas aisladas casi hasta por casualidad, pero no le restamos mérito a ellos que supieron darnos grandes emociones en su momento. Lo de ahora es mucho más grave y de cuidado porque aunque no se quiera admitirlo duele y muy profundo.

Sin embargo, nuestra obligación es sacar conclusiones sobre los apasionamientos y sentamos que la selección nacional es más competitiva porque sus principales jugadores militan en clubes europeos o sudamericanos donde actúan a una exigencia y ritmo mayores que la del torneo local. Lo peligroso sería quedarnos en la ira y darle vuelta a las cosas, con acciones los elencos de fuera nos dicen qué camino se debe tomar para mejorar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s