Balón Casero

Alianza Lima: El día que su pueblo volvió a gritar campeón tras 18 años

Posted on Actualizado enn


Momento de júbilo de Alianza Lima en Talara. Había goleado a Torino y daba la vuelta olímpica tras 18 años de frustraciones (Foto: Café, Ron y Gol)
Momento de júbilo de Alianza Lima en Talara. Había goleado a Torino y daba la vuelta olímpica tras 18 años de frustraciones (Foto: Café, Ron y Gol)

El 5 de noviembre de 1997 será un día inolvidable para el corazón de todo hincha de Alianza Lima. Con una temporada para el aplauso, los íntimos de La Victoria lograron lo que sus hinchas y la institución anhelaban desde 1978, un título nacional esquivo desde hacía ya 18 años. En el pálpito del fanático no entró tamaña felicidad al sentirse el mejor conjunto de todos del siempre pintoresco fútbol peruano.

El colombiano Jorge Luis Pinto tomó más que un equipo de fútbol falto de alegrías, un verdadero fierro caliente que lo transformó en un reto desde la dirección técnica. Alianza era un conjunto que tenía fama de ingobernable por la indisciplina de algunos elementos del plantel, pero el entrenador quizás con algunos excesos, convirtió lo que era un desorden en una familia. Por eso no es extraña la escena donde los jugadores lo levantan en hombros a la hora de concretar el campeonato y él solo atinó a llorar desconsoladamente.

Hombres como Del Mar, Marulanda, Jayo, Bazalar, Marquinho, Sáenz y Bujica se convirtieron en la columna vertebral de ese equipo que ganó el Torneo Apertura en Arequipa en el mes de mayo, para luego sostener el ritmo y superar a todos sus rivales con un fútbol muy riguroso pero a la vez práctico. Una línea defensiva de cuatro bien recta, un mediocampo compacto y una delantera que tuvo en su contundencia a su máximo aliado que lo llevó al éxito.

Nos faltarían párrafos para describir este pasaje del balompié nacional, pero quedó demostrado que cuando un conjunto en cualquiera de sus estamentos se une en búsqueda de un objetivo, es capaz de vencer todas las dificultades que se pongan enfrente. Alianza Lima superó sus propios miedos y traumas al ver a otros elencos dar la vuelta olímpica porque se convenció de que la alegría en aquel 1997 también podía ser blanquiazul.

Luis Escobar: Su último gol ante Universitario, el rival de siempre

Posted on


Luis Antonio Escobar Aburto, o simplemente ‘El Potrillo’ fue un nombre en que Alianza Lima cifró muchas de sus esperanzas goleadoras y de buen juego. Nació un 19 de junio de 1969 pero en 1984, a la edad de 15 años, ya estaba debutando en la primera profesional con la camiseta blanquiazul.

Un 1 de noviembre de 1987 anotó por última vez en la portería del rival de siempre: Universitario de Deportes. Un centro desde la derecha, es capitalizado por Escobar que de foribundo cabezazo vence la resistencia del golero Ramón Quiroga. Ese tanto, lo logró con tan solo 18 años cumplidos.

‘El Potrillo’ jugó en las selecciones peruanas Sub 16, Sub 20 y de mayores a la vez. Participó de un total de 146 partidos con la divisa íntima y anotó un total de 50 goles. La muerte lo sorprendió aquel 8 de octubre de 1987 en el mar de Ventanilla. Revive su gol al cuadro crema en este compacto.

Copa Libertadores: El ocioso conformismo

Posted on


Universitario no supo sostener su ventaja de dos goles por falta de físico. (Foto: Dechalaca.com)
Universitario no supo sostener su ventaja de dos goles por falta de físico. (Foto: Dechalaca.com)

El último empate sobre la hora que sufrió Universitario de Deportes ante The Strongest por la Copa Libertadores, tras ir ganando por una diferencia de dos tantos, desató en las redes sociales comentarios de toda índole. Desde lamentos, análisis con el hígado, algunos por ahí mesurados y hasta burlas hacia el clásico rival que en 2007 tuvo una nefasta campaña no logrando punto alguno en el torneo continental.

Todos los que respiramos, comentamos y renegamos del fútbol peruano cada fin de semana o cada vez que nuestros elencos compiten a nivel internacional sabemos en el fondo, que el nivel es paupérrimo en la mayoría de los casos salvo honrosas excepciones (campañas de Sporting Cristal en 1997 o Real Garcilaso en 2013), pero siempre nos queda esa pequeña llama de esperanza de que cada partido es una historia diferente y un buen resultado nos puede poner contentos por un pequeño espacio de tiempo.

Alianza Lima no sumó puntos en 2007 en la Copa Libertadores llegando como el campeón peruano de la época (Foto: Diario Líbero)
Alianza Lima no sumó puntos en 2007 en la Copa Libertadores llegando como el campeón peruano de la época (Foto: Diario Líbero)

Quizás lo más triste es leer frases como esta en algunos periodistas deportivos que gritan a los cuatro vientos su hinchaje por un equipo: “Es que nosotros no somos aliancistas, nosotros no hacemos cero puntos…” o lo que dice el jugador Alexi Gómez tras el encuentro ante los bolivianos: “Me importa poco lo que diga la gente punto si creen que es tan fácil jueguen fútbol ustedes”. Se entiende, en ambos casos, son expresiones colocadas en caliente pero no es justo querer ‘tapar el sol con un dedo’ como dice un conocido refrán a las pobres actuaciones del fútbol peruano a nivel internacional incluido la selección.

No queremos darnos de moralistas con todo lo que estamos diciendo pero un poquito de equilibrio para analizar el juego en un campo de fútbol no vendría mal. En este año Cristal, Real Garcilaso y Universitario han mostrado su peor cara pero antes lo hicieron otros equipos. El gran problema es la formación adecuada de las divisiones menores en el tema mental y físico, es un tema muy largo de ahondar, pero es el principal punto de muchos que originan desazones futbolísticas como estas.


El nacimiento del ‘León’: Carlos Zambrano y su debut con la selección peruana

Posted on


Carlos Zambrano y el inicio de un camino prometedor con la selección peruana. (Foto: El Comercio)
Carlos Zambrano y el inicio de un camino prometedor con la selección peruana. (Foto: El Comercio)

Nunca jugó en la primera división peruana pero ya se sabía de su fuerza y calidad para enfrentar a cualquier delantero que se le ponga enfrente, por lo mostrado con el Schalke 04 cuando le tocaba jugar. Carlos Augusto Zambrano Ochandarte, con tan solo 19 años, se enfundó la camiseta de la selección peruana y no le tuvo miedo al reto, al contrario, lo encaró con el mismo ímpetu que tiene cuando tiene un mano a mano por sortear.

Ya se había vivido el trago amargo de la indisciplina de ‘El Golf Los Inkas’ que terminó por desafectar a cuatro jugadores claves y, José Del Solar estaba buscando reconstruir su equipo de cara a un año durísimo de Eliminatorias donde el futuro del combinado nacional era toda una incógnita. Pero apareció ese muchachito de 1.85 cm de estatura, rápido, con personalidad y temperamento. Un 26 de marzo de 2008 ante Costa Rica, el Perú futbolístico vio el nacimiento del ‘León’ en el Max Austín de Iquitos, en cotejo amistoso FIFA.

Cuando ya la bicolor igualaba 1-1 con tanto de Hernán Rengifo, Zambrano se sumó al ataque  y estuvo atento a un pivoteo para ganar de golpe de cabeza y batir al golero tico. ¿Qué más se podía pedir? Debut y gol con la selección, al estilo Jefferson Farfán algunos años atrás. El ‘Kaiser’ ya había sido capitán de los combinados nacionales juveniles, pero desde ese partido dejó ver sus credenciales de ser un jugador indiscutible en la alineación titular y que hasta la fecha acumula 25 partidos internacionales con la banda roja al pecho y tres tantos marcados (dos en duelos oficiales y uno en este amistoso).

Aunque llegó casi por necesidad a conformar el cuadro principal de la selección peruana, Carlos Zambrano tuvo esa bendita oportunidad y no la desaprovechó. El también llamado ‘Kaiser’ que hoy actúa en el Eintracht Frankfurt, se perfila como capitán del combinado mayor de cara a la Copa América 2015 y el proceso eliminatorio hacia Brasil 2018. Aún es tiempo para que corrija su todavía desmedida fuerza que lo ha traicionado muchas veces, pero es sin duda uno de los jugadores nacionales que más ha crecido en los últimos años.

[GALERÍA] Lo mejor de la jornada de la pelotita

Posted on