FC Barcelona

Luis Figo: La gambeta endiablada que cambió el Barcelona por el Real Madrid

Posted on Actualizado enn


Luis Figo-Portugal
Luis Figo en el encuentro por semifinales ante Francia en la Copa del Mundo de Alemania 2006. Entregó su fútbol al servicio de toda la afición que lo seguía. Un crack de aquellos (Foto: Agencias)

Dueño de una pierna derecha con mucho talento, que mostraba un juego zigzagueante en el instante menos esperado cuando sacaba a un rival o nos regalaba un lujo para el deleite de los fanáticos que lo seguían semana a semana en todas partes del mundo. Luís Filipe Madeira Caeiro, o simplemente Luis Figo, es el personaje del cual abordaremos su talento en las siguientes líneas.

Hizo sus primeros pasos en el mismo equipo de Cristiano Ronaldo, Sporting de Lisboa donde sus buenas actuaciones le valieron pasar al FC Barcelona en 1995 en una especie de repuesto a quien había sido uno de los máximos ídolos azulgranas del momento: Michael Laudrup. El danés se marchó al archirrival de toda la vida: el Real Madrid.

En cinco temporadas, el portugués demostró con su accionar ser una pieza importante en el equipo y poco a poco se fue ganando la aceptación del hincha culé. Ahí Luis Figo ganó dos Ligas Españolas e igual número de Copas del Rey y una Supercopa de España. Para el año 2000, al igual que Laudrup, el volante luso se marchó en medio de la polémica al elenco blanco; en una operación que se catalogó como la más cara en su momento ya que su pase valió 10 millones de pesetas (unos 80 millones de dólares aproximadamente).

Con la escuadra madrileña ganó dos Ligas Españolas e igual número de Copas del Rey además del cariño del aficionado que habita en el Santiago Bernabéu. Posteriormente, pasó al Inter de Milán (2005-2009) donde no dejó de mostrar lo mejor de su fútbol. Con su selección, ganó un Mundial Sub20 en 1991 y perdió aquella final de la recordada Eurocopa en 2004 que se jugó en su tierra a manos de Grecia.

#EfemeridesPeloteras del 17 de agosto

Posted on Actualizado enn


1977: Nace el futbolista francés Thierry Henry. Campeón del Mundo en Francia 1998 y figura emblemática del Arsenal inglés, donde dio lo mejor de su juego. Pasó su fútbol por el FC Barcelona y actualmente juega en la MLS de Estados Unidos por el New York Red Bulls.

¿Cuántos partidos demoró Bulgaria para ganar por primera vez?

Posted on


Chile 1962 fue su primera incursión para que el mundo lo conozca. Bulgaria ha jugado siete mundiales desde su participación en la justa sudamericana, pero tiene un récord que nadie lo desearía presentar cuando triunfos se quiere hallar en su palmarés.

Tuvieron que pasar 17 partidos desde esa Copa del Mundo, pasando por Inglaterra 1966 donde no sumó, en México 1970 apenas obtuvo una unidad y embolsó dos puntos tanto en Alemania 1974 como en México 1986, hasta llegar a Estados Unidos 1994 y precisamente al duelo ante la novel Grecia.

Antes de enfrentar a los helénicos, habían caído estrepitosamente ante otro debutante: Nigeria por 3-0. Parecía que el cuadro comandado por Hristo Stoichkov seguiría arrastrando esa triste marca pero como éstas se quiebran, el Soldier Field de Chicago sería testigo de un hecho histórico.

Bulgaria no solo haría una gran campaña en Estados Unidos 1994 sino que dejó atrás un maleficio desde hace más de 30 años. (Foto: ViewImages)
Bulgaria no solo haría una gran campaña en Estados Unidos 1994 sino que dejó atrás un maleficio desde hace más de 30 años. (Foto: ViewImages)

Con dos tantos del exjugador del FC Barcelona (de penal), otro de Letchkov y el restante de Borimirov, Bulgaria se impuso 4-0 a Grecia y dejaba atrás una maldición que significó el inicio de su mejor campaña en los Mundiales. Tras ese partido, se tumbó a Argentina y Alemania para llegar a semifinales.

Todo el pueblo búlgaro celebró a rabiar la rotura de esta mala racha que no la tiene ninguna selección que haya jugado en la Copa del Mundo. Y no era para menos, como dice un dicho popular: “No hay mal que dure 100 años (o partidos) ni cuerpo que lo resista”.

El Arquitecto del éxito se adelanta: Adiós Tito Vilanova

Posted on


Un luchador, un estratega, un colaborador y don de gente son cualidades que muy pocas personas pueden reunir como forma de vida tanto en lo laboral como en lo sentimental. A Tito Vilanova (1968-2014) se le puede atribuir eso y mucho más ya que mostró fidelidad al su amor de toda la vida: FC Barcelona, estando en el peor de los momentos respecto a su salud.

Junto a Josep Guardiola exhibiendo el fruto de su éxito en el FC Barcelona. Tito fue mano derecha incondicional del 'Pep'. (Foto: Medios)
Junto a Josep Guardiola exhibiendo el fruto de su éxito en el FC Barcelona. Tito fue mano derecha incondicional del ‘Pep’. (Foto: Medios)

Junto a Josep Guardiola ideó, construyó y echó a andar aquel equipo que lo ganó todo imponiendo un estilo propio. Esa roca indestructible e impenetrable como lo era el cuadro azulgrana, no solo era obra y gracia de ‘Pep’ sino de Tito que sabía cuándo cambiar un jugador, tratar a una estrella como Lionel Messi, hacer descansar a un elemento clave o darle la oportunidad a un juvenil.

Hoy no solo la familia catalana lamenta su partida, sino que el pésame literalmente ha puesto al borde del colapso las redes sociales. Informaciones, mensajes de elencos rivales de España y de Europa, se han sumado a las condolencias de quien en vida fue el arquitecto del éxito, como lo llamamos en este artículo.

Al lado de Eric Abidal, ya como técnico principal, alzando el título de la Liga Española que ganó en la temporada 2012/2013. (Foto: Medios)
Al lado de Eric Abidal, ya como técnico principal, alzando el título de la Liga Española que ganó en la temporada 2012/2013. (Foto: Medios)

Es común que cuando se deja este mundo, se afirma que ese alguien fue una buena persona. Estuvimos muy lejos de conocer a Tito Vilanova pero sus actos, su desdén por no dejarse vencer ante el terrible cáncer y la sonrisa que le imprimía a las duras críticas del cual era víctima, hablan demasiado de cómo encaraba la vida terrenal y profesional este guerrero del fútbol.

Descansa en paz Tito Vilanova.